La creación de capital social en el ámbito empresarial

En un libro de muy reciente publicación (Harvard Business Review Press, 2021), titulado “Beyond Collaboration Overload”, cuyo autor es el profesor Rob Cross, Director de Investigación de Connected Commons (https://connectedcommons.com), el tema sobre el capital social en el sector empresarial se pone de relieve. Ya, con bastante anterioridad (2004), el mismo autor había publicado un libro que resultó ser un bestseller en el mundo empresarial, titulado: “The Hidden Power of Social Networks”. Estos dos libros son la base conceptual para entender el proceso de creación de capital social en las organizaciones empresariales y se fundamentan en el uso de una herramienta gerencial conocida con el nombre de “Análisis de Redes Organizacionales” (ONA, Organizational Network Analysis, en inglés).

El trabajo en proyectos y con una forma de organización matricial es la combinación perfecta, para la creación de capital social en el ámbito empresarial. Bajo ese esquema de trabajo, el factor crítico del éxito es el manejo de las relaciones entre los interesados (stakeholders) del proyecto. En las organizaciones modernas, esos sistemas se conocen con el nombre de “Sistemas para la Gestión de las Relaciones entre los Interesados del Proyecto” (SRM, Stakeholder Relationship Management, en inglés).

Las organizaciones empresariales construyen capital social (ver definición en capítulo anterior: ¿Qué es y para que sirve el capital social?), a través de la colaboración en el trabajo, pero el aporte del Prof. Cross está en definir esos niveles de colaboración, viéndolo como un problema de optimización en el cual el bienestar del trabajador debe ser la variable fundamental, siendo la productividad laboral la otra variable.

Además, los libros del Prof. Cross, ilustran perfectamente la situación, muy común hoy en día, en la cual el problema en las empresas no es que sus ejecutivos tengan dos o tres casos importantes que resolver, al mismo tiempo; el problema real es que se trata de decenas de situaciones, a todos los niveles de la organización, que requieren de su colaboración (capital social), pero que terminan siendo desatendidos, parcial o totalmente, por falta de articulación en las relaciones interpersonales. Proponemos la utilización de la Tecnología Social SAI, para resolver ese problema tan complejo, en las organizaciones empresariales modernas. 

El “Sistema de Gestión y Evaluación de Actividades” (SIGEA), incluye: Gestión Administrativa, Gestión de Actuaciones y Gestión de Expedientes (en el caso de un bufete de abogados, por ejemplo) y funciona de manera independiente al SAI o como un módulo satélite al mismo. El SIGEA constituye una de las puertas de entrada al SAI empresarial, porque permite demostrar transparencia en las actividades de la organización y ese es un componente básico para la creación de capital social en el ámbito empresarial.

La Tecnología Social SAI ofrece la posibilidad de crear capital social en las empresas, a través del SIGEA y los otros componentes del sistema. Con el uso de esta moderna tecnología y a través de la planificación y ejecución de proyectos, será posible el cumplimiento del alcance, en función de la calidad, costo y tiempo, para lograr los objetivos y metas planteados. La obtención de estos resultados dependerá, sin embargo, de la disponibilidad de capital social y de la capacidad de construir consensos, dentro y fuera de la organización empresarial.

Para descargar la versión más actualizada del libro completo (incluyendo todas las columnas publicadas a la fecha), haz clic en el siguiente enlace: Capital Social, José María Rodríguez, Ph.D.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Ultimos articulos