La Tecnología Social Adaptativa e Inteligente, SAI

SAI es una plataforma tecnológica novedosa, implementada a través de un sistema informático o aplicación moderna, utilizada para crear capital social y construir consensos. Se le conoce también como Tecnología Social SAI, por permitir la integración de personas o grupos de personas, interactuando en redes de relaciones sociales. Se trata de redes interpersonales que contienen recursos de todo tipo (humanos, físicos, financieros, etc.) y no de las redes sociales tradicionales (“social media”, en inglés), como por ejemplo: Facebook, Twitter, Instagram, WhatsApp, Telegram, entre otras. Estos recursos sociales (capital social) son generalmente utilizados en la planificación y ejecución de proyectos; y, son accesibles al interactuar en redes de relaciones personales, en las cuales los actores sociales comparten valores y normas, que les permiten lograr propósitos, individuales y colectivos.

¿Qué tipo de software es SAI? SAI pertenece a la familia de los sistemas SRM (siglas en inglés que significan: “Stakeholder Relationship Management”), utilizados para apoyar la gestión de los interesados (“stakeholders”, en inglés) de un proyecto, quienes interactúan en redes de relaciones personales. Este tipo de sistemas de información, generalmente, se utiliza de manera complementaria con otro sistema administrativo, muy popular, creado para el manejo de las relaciones con los clientes, conocido como CRM (siglas en inglés que significan: “Customer Relationship Management”).

¿Qué procesos apoya SAI, para la gestión de los interesados de un proyecto o “stakeholders”? SAI apoya todos los procesos definidos en la Guía PMBOK® (PMI, 2017), a saber: 1) Identificar a los “stakeholders”; 2) Planificar el involucramiento de los “stakeholders”; 3) Gestionar la participación de los “stakeholders; y, 4) Monitorear el involucramiento de los “stakeholders”; sin embargo, para comenzar a utilizar la Tecnología Social SAI, deberá primero crearse la red entre los interesados del proyecto, quienes podrán luego interactuar hasta lograr sus objetivos.


Cuatro preguntas básicas permiten entender la composición de una Red SAI. Un primer grupo, con dos preguntas. ¿Cuántos somos? (Individuos): Cada individuo o actor social, caracterizado por sus atributos (p.ej.: nombre, sexo, edad, lugar de residencia,  profesión, estatus socio-económico, etc.), es el componente fundamental de una red de relaciones sociales o sociograma. Los individuos están representados por los nodos de la red. ¿Quiénes somos? (Relaciones Sociales): Las relaciones sociales, caracterizadas por sus atributos (p. ej.: tipo, intensidad y frecuencia, entre otros), se establecen entre los individuos que conforman la estructura social bajo estudio, definida en el SAI como un proyecto. Las relaciones están representadas por los enlaces entre los nodos.


Luego, las otras dos preguntas. ¿Dónde estamos? (Ubicación): La ubicación geográfica (país/ciudad, región, municipio, parroquia y sector) comprende cualquier lugar del mundo donde resida un actor social. SAI integra un avanzado sistema de información geográfica (SIG) a su base de datos. ¿Qué capacidades tenemos? (Profesión/oficio): Los procesos de toma de decisiones y consensos en el SAI están asociados a las capacidades de los actores sociales; y, estas capacidades, a su vez, son función de la profesión u oficio de cada individuo integrante de la red, quien participa en uno o más proyectos con el rol de “stakeholder”.

Referencia:

PMI (2017). Guía de los fundamentos para la dirección de proyectos – sexta edición.

Para descargar la versión más actualizada del libro completo (incluyendo todas las columnas publicadas a la fecha), haz clic en el siguiente enlace: Capital Social, José María Rodríguez, Ph.D.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Ultimos articulos