Proyecto SAI: Telemedicina

Para la Telemedicina, según nos comenta nuestro asesor, el Dr. Jesús Domingo Ortiz, MD, es necesario crear capital social, a través de la interacción entre los participantes de una red, quienes conforman una estructura de relaciones interpersonales, coadyuvando a mejorar la utilización del sistema de asistencia médica. Usando la Tecnología Social SAI, se identifica a quiénes (especialistas, técnicos, etc.) se necesitan en la red, dónde y a cuántos, en un momento determinado. De acuerdo al Dr. Ortiz, MD, gracias a cuya orientación hemos podido preparar este artículo (debidamente ilustrado con imágenes relativas al tema), los resultados potenciales de un proyecto SAI en Telemedicina se resumen en beneficios tangibles para la población y los médicos; particularmente, los médicos generales que laboran en los sectores rurales.

El por qué (Sinek, 2009) de la Telemedicina viene dado por la necesidad de mejorar sustancialmente los sistemas de asistencia médica, para llevar a la población salud y bienestar. Se trata, en pocas palabras, de garantizar el control eficiente de la salud a la mayor cantidad posible de habitantes, especialmente a aquellos que no cuentan con acceso a la medicina especializada por varias razones, fundamentalmente: económicas; enfermedades crónicas; y, concentración de especialidades médicas en las principales ciudades del país, entre otras.

El cómo (Sinek, 2009) de la Telemedicina lo representa la implementación de sistemas confiables para la prestación de servicios médicos, a través de dos mecanismos: 1) Identificación, ubicación y comunicación entre los integrantes de las redes: médicos, pacientes, servicios auxiliares, etc.; y, 2) Utilización de datos (información) y otros recursos contenidos en las redes, para mejorar la prestación de servicios médicos. La Tecnología Social SAI se utiliza para implementar de manera eficiente y efectiva dichos sistemas, según el alcance establecido del Proyecto SAI, considerando además sus objetivos, estrategias y suposiciones.

El qué (Sinek, 2009) de la Telemedicina consiste en los siguientes componentes, básicamente: 1) Redes de varios tipos que garantizan la implementación de un sistema integrado, en el cual los servicios médicos se democratizan y organizan en sus diferentes niveles (gerencial, administrativo, operativo y logístico), con una comunicación eficiente y efectiva, entre: médicos (especialistas y generales) urbanos, suburbanos y rurales; pacientes y sus familiares; servicios auxiliares, radiológicos, laboratorios, etc.; y, proveedores de insumos y servicios médicos (hardware, software y laboratorios). 2) Red de salud púbica y educación médica (incluyendo bibliotecas digitales y conferencias virtuales). 3) Módulo de historia médica para la recolección de datos del paciente y de las acciones de los especialistas y médicos generales. 4) Generación de bioestadísticas confiables. Y, 5) Formación de personal idóneo: médico, técnico y auxiliar.

La lista de beneficios de la Telemedicina, implementada a través de la Tecnología Social SAI, es extensa: disponibilidad de consultas a médicos especialistas sin movilización de su localidad; oportuno control de enfermedades crónicas; control de mujeres embarazadas, con la dirección de especialistas y capacidad de diagnóstico para enfermedades propias de la mujer, entre otros.

Referencia:

Sinek, S. (2009). Start with why: How great leaders inspire everyone to take action.

Para descargar la versión más actualizada del libro completo (incluyendo todas las columnas publicadas a la fecha), haz clic en el siguiente enlace: Capital Social, José María Rodríguez, Ph.D.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Ultimos articulos