Movilidad Urbana Sostenible en Latinoamérica

Una de las gratas experiencias al visitar una Metrópoli Europea es sin duda disfrutar del sistema urbano de transporte. Y es que en el viejo continente han implementado los sistemas más innovadores de movilidad urbana con éxito, sin embargo, padecen de los mismos problemas que tenemos en Latinoamérica como seguridad y calidad del aire, con excepción de algunas ciudades Noreuropeas como Copenhagen, Oslo y Ámsterdam que indudablemente gozan de una envidiable seguridad y conciencia vial, además han logrado reducir considerablemente la presencia de automóviles.

El panorama retador lo tenemos en Latinoamérica, ésta es una región que se ha convertido en la más urbanizada del mundo (ONU HÁBITAT 2012) y con más desigualdad social, donde el transporte no es una excepción. Tenemos Megalópolis que superan los 10 millones de habitantes como: São Paulo, Ciudad de México, Buenos Aires, Río de Janerio y Lima por mencionar el top 5, éstas megaciudades sufren desde problemas típicos urbanos, hasta otros graves como el crimen y falta de vivienda, donde la movilidad urbana es uno de los más urgentes. Adicionalmente, en los últimos años las nuevas clases medias se han unido a los ricos en el uso de automóviles privados, ocasionando más congestión y contaminación, sin embargo, la mayoría de la población sigue dependiendo del transporte público y la movilidad activa para trasladarse, usualmente en condiciones deficientes. El aumento del uso de motocicletas como respuesta al mal transporte público y condiciones de viaje hace impensable ir al trabajo o escuela en bicicleta de manera segura y sin temer por nuestras vidas, exceptuando algunas colonias o zonas de estas urbes. Mientras, la calidad del aire se deteriora y las emisiones del sector transporte continúan aumentando, los problemas de sostenibilidad urbana se han convertido en un tema de interés público. 

Pensemos un poco en lo positivo, de los aprendizajes más claros que nos está dejando este 2.020, es poder comunicarnos con otras personas sin necesidad de quemar combustibles fósiles innecesariamente con el uso de un automóvil, ya que dependiendo de la importancia de la reunión es necesaria nuestra presencia física en el lugar. De esta manera, aunque un poco ingrata e incómoda para nuestras costumbres, se ha despertado fuertemente un nivel conciencia más alto sobre cómo debemos actuar en el presente y en el futuro para disfrutar de una mejor calidad de aire en nuestras ciudades, montañas, llanos y costas, con el objetivo de preservar nuestro medio ambiente. 

Brasil, México y Argentina son pioneros en la implementación de ambiciosos proyectos de movilidad urbana en Latinoamérica, y han sido un gran ejemplo para el resto de la región. En Ciudad de México por ejemplo, existe una apertura a proyectos innovadores de movilidad urbana, unos de ellos es la bicicleta como una alternativa de movilidad activa aprovechando que gran parte del territorio de la ciudad es plano, dando como resultado la competencia de varias opciones para los usuarios, sin embargo, estos emprendimientos e iniciativas tienen que surfear los problemas de robo, mal uso y maltrato de las unidades. Muchos de estos proyectos han tenido que repensarse, como es el caso de los monopatines eléctricos, pues no ha resultado rentable y seguro mantener el servicio.

Mientras en América Latina no reduzcamos aún más las brechas sociales y económicas entre los ciudadanos, seguirá siendo todo un reto mantener alternativas de movilidad que beneficie tanto a residentes como a visitantes de nuestras ciudades. A pesar de la circunstancias, tenemos el deber de seguir soñando en grande, apoyando proyectos innovadores e implementando ideas ya ensayadas en otras ciudades con éxito y adaptarlas a nuestras necesidades y condiciones urbanas. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Francisco García

    Muy buen artículo. Refleja la situación de nuestro tiempo y desvela la realidad de nuestros países de la America Latina, donde todavía falta un largo trecho por andar, pero como indica el autor hay que seguir pensando en grande y con él firme propósito de alcanzar el objetivo.

    1. Alcides García Rodríguez

      Estimado lector, gracias por sus comentarios. En nuestra agenda, está presente comentar Foros sobre Sostenibilidad.

Deja una respuesta

Ultimos articulos