¿Cuándo se jodió la política?

¿En qué tiempo se dejó de hacer política? Esa que nos legaron los griegos, la de la polis, la ciudad, donde se habla del bien común y del beneficio colectivo. La Política como el arte de conjugar intenses particulares y comunes. La política en su expresión de ordenpara el cuidado de la comunidad, la virtud, la justicia, la equidad y el amor como sentimiento supremo de bienestar, paz, tranquilidad… ¿o? es que ¿nunca se ha hecho política? Que esos conceptos han quedado en el pensamiento de los grandes filósofos, en los pasillos de las universidades y en los sueños de muchos que nos sentimos impotentes frente a la fuerza o la astucia de los poderosos.  

Pero sí se ha hecho política y gracias a ello no hay caos total. Pero, pareciera que se queda en la exigencia, en la lucha y cuando se logran la patean, un capitulo orwelliano más, en una actitud gatopardiana. La han exigido, la han logrado y la ha jodido ¿Cuándo la jodimos? 

Quizás cuando se reemplazó por la fuerza, porque la gente dominada, sin esperanza de cambio no exige nada, la fuerza de la costumbre, como en el pasaje de la Caverna. 

O cuando parte de Europa saqueó y domino a los continentes americano y africano convirtiéndolos en seres inferiores y exportando la esclavitud al mundo. Mucha tinta y sangre derramada por ideales cargados de valores y derechos del individuo, libertad, igualdad, fraternidad, división de poderes públicos, que partearon la Revolución Francesa, La Inglesa y la Americana.

Sin embargo, los franceses despues del horror que significó el Comité de Salvación Nacional cayeron en una cuasi monarquía; los ingleses lograron solamente el ascenso político de los burgueses, Monarquía Parlamentaria; mienta que Americana degeneró en una oligarquía palaciega que se quedó con las tierras y la libertad, por los que todos lucharon. En el eteno entorno de los estoicos la política se lucha y se jode.

Después de la Segunda Guerra Mundial y el tan cacareado nuevo orden mundial, con la Democracia Liberal Representativa, se han implementado formas institucionales para controlar a toda una nación. Cuando los gobernantes llegan por la vía democrática, con elocuentes discursos, visitando a la gente, diciéndoles lo que ellos quien oír y cuandollegan al poder ni los ven, ni se ocupan de sus problemas y menos de sus necesidades, la Democracia Delegativa que llama O’Donnell. 

Mientas la dirigencia política mantiene una pelea estéril entre izquierda y derecha, comunismo, socialismo y capitalismo… los ciudadanos no luchan por la políticadominados la fuerza de la costumbre, se ocupa de lo suyo. Se han autoimpuesto no hacer nada: “total siempre es igual”, “todos hacen lo mismo”. Entonces ahora no hay quien luche por la política, no hay quien defienda lo que es de todos. La sociedad dejó su espacio, su ciudad, sus decisiones, lo que es común… a unos granujas que lo que quieren es enriquecerse.

​ Recobrar la política en estos tiempos no se trata de tumultos, ni de masas gritando desesperadas.  Es el ciudadano asumiendo su rol como ente social, para el bien común.  En el ejercicio de esa micro física del poder foucaultniana, para que la sociedad en sus múltiples y dispersas relaciones logren cohesionarse en función de objetivos comunes ¡Entonces la política se jode cuando no se exige!  

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Ultimos articulos